El sistema de financiación de la fundación radica en la producción de unas rentas con las cuales se cubren las necesidades de la fundación y así se ofrecen servicios a los niños que se encuentran en peligro de maltrato, en estado de vulnerabilidad por su condición de familias en situaciones de desempleo, trabajo informal y desplazamiento forzoso con el grave peligro de la drogadicción.