Contamos con la colaboración de un grupo de señoras que recolectan ropa usada en muy buen estado y se le ofrece a la comunidad del barrio los MANDARINOS y así se da apoyo a los niños, también se está organizando un centro artesanal para que las madres emprendan un oficio rentable.

Los docentes y empleados que trabajan tienen la misión de integrar a través de la FE, el AMOR y la ALEGRIA al niño y su familia con la naturaleza y la ciudad, haciendo énfasis en los valores humanos con el objetivo de GARANTIZAR LOS DERECHOS DE LOS NIÑ@S, RESCATAR NUESTRA CULTURA Y OFRECER ALTERNATIVAS DIFERENCIALES EN SUS VIDAS.